3 de abril de 2011

Artículo aparecido en el blog Bejaraniensis



miércoles 17 de noviembre de 2010


Programas de conservación de anfibios en el entorno del arroyo Bejarano


Ricardo Reques.
OrniTour s.l. Apdo. correos 275. 11311 Guadiaro, San Roque (Cádiz).
E-mail: reques@ornitour.com


Los anfibios, en la actualidad, constituyen el grupo de vertebrados más amenazado del planeta con más de un 30 % de las especies en peligro de extinción. Las causas de este declive generalizado y la desaparición de muchas especies se deben a un conjunto de factores diversos, algunos de los cuales aún no están bien explicados. En Europa, y más concretamente en Andalucía, el declive de la mayor parte de las poblaciones de anfibios tiene su origen en la alteración y destrucción de sus hábitats.

Las particularidades fisiológicas y ecológicas de los anfibios, únicas entre los vertebrados, obliga a que los programas de conservación dirigidos a su salvaguardia deban tener diseños específicos que contemplen estas cualidades.Desde hace varios años se están realizando programas de conservación activa en Andalucía basados en la mejora y creación de lugares de reproducción de anfibios y ya se han empezado a obtener los primeros resultados. Con un modelo de gestión integrado de hábitats acuáticos y terrestres se consiguen consolidad poblaciones alteradas, establecer nuevas poblaciones en los nuevos hábitats, mediante la colonización natural por dispersión de individuos procedentes de poblaciones cercanas (centros de origen y dispersión), y restablecer un flujo genético entre poblaciones próximas para conseguir sistemas metapoblacionales robustos que aseguren su conservación a medio y largo plazo. Con esto, además, se consigue un sistema de hábitats acuáticos más continuo que redunda en una mayor biodiversidad general.

El éxito de estos nuevos medios acuáticos depende de las cualidades del nuevo hábitat, de la distancia a otras charcas próximas y de la calidad del medio terrestre que los comunica. Algunas de estas medidas se han llevado a cabo en el entorno del arroyo Bejarano con dos programas diferentes, uno el derivado de las medidas compensatorias por la construcción del embalse de la Breña II y otro con un programa específico de la Consejería de Medio Ambiente de alcance regional. El objetivo de estos programas de conservación ha sido, fundamentalmente, consolidar las poblaciones de tritón jaspeado pigmeo (Triturus pygmaeus) y facilitar la conexión entre los núcleos poblacionales del entorno de La Fuente del Elefante y del arroyo Bejarano.

Este tipo de actuaciones es económico en comparación con la mayor parte de los programas de conservación de especies y fácil de ejecutar, además, se obtienen resultados en un corto plazo de tiempo y tienen un significativo beneficio en el aumento de la biodiversidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario